3, 2, 1...¡ACCIÓN!: EL GRAN GATSBY

¡Buenos días a todos! 

No podía dejar de compartir con vosotros mi visión sobre el remake dirigido por Baz Luhrmann de la novela de Fitzgerald llevada al cine por 5ª vez.

El Gran Gatsby | The Great Gatsby




Trasladémonos a los años 20 donde la moda experimenta una evolución nunca vista hasta el momento. No solo cambia el vestuario, sino el estilo de vida; comienza el interés por los coches, su potencia y su velocidad, las carreras, el vino y las mujeres.



Las mujeres ya ocupan lugares públicos que antes estaban prohibidos y de ahí surgen las flappers algo así como las hipsters de la época, se pasan a las faldas cortas y ya no usan corsé, lucen un corte de pelo estilo bob, locas por el jazz, se sumerjen en el tabaco y el alcohol, sus vestidos cobran un punto de rebeldía; dejan ver las piernas, llevan  pailletes transparencias y flecos, los abrigos se hacen majestuosos, los sombreros ajustados a la cabeza, y la depilación extrema de las cejas para conseguir una mirada mucho más potente.






Y así lo reflejaba la película; tal cual os lo cuento, protagonizada por Leonardo DiCaprio - Jay Gatsby, Carey Mulligan - Daisy Buchanan, Tobey Maguire - Nick Carraway, Isla Fisher - Myrtle Wilson, Joel Edgerton - Tom Buchanan y Elizabeth Debicki - Jordan Baker todos ellos construyendo por 5ª vez la historia de un aspirante a escritor, Nick Carraway, que llega a Nueva York buscando su propia versión del sueño americano en la primavera de 1922, una época de relajamiento moral, deslumbrante jazz, reyes del contrabando y en la que la Bolsa sube como la espuma. 

Nick tiene como vecino a un misterioso millonario que da muchas fiestas, Jay Gatsby , y al otro lado de la bahía están su prima Daisyy el mujeriego marido de sangre azul de ésta, Tom Buchanan
Nick se verá inmerso en el mundo cautivador de los súper millonarios, sus ilusiones, amores y engaños, y asistirá a sus vidas como testigo, a la vez que escribe una historia sobre un amor imposible con un vestuario más que divino y espectacular al que no le falta detalle ni color ni brillo alguno, un vestuario de cine.







El vestuario ha sido elegido por Catherine Martin directora artística y directora de vestuario; la cual ha escogido casas como Prada y Miu Miu para lucir esos preciosos trajes de seda bordados con cristales, terciopelos y pieles. 




Mi vestido preferido; el estrella por así decirlo es el que lleva Carey Mulligan-Daisy de Prada (vestido Chandelier, 2010) formado por cristal de araña, que sólo por su estructura supera los 20.000 dólares.

La tiara que lleva Carey, es de Tiffany's; la famosa tiara Savoy de brillantes...¿No es estupenda? 







Aparte del estilo Bob, también nos presentan las ondas muy típicas de la época.




 Todo el decorado y diseño de interiores está increíblemente cuidado y medido al detalle para recrear los años 20.


Por último decir que en este remake han participado
 "1160 personas en el equipo de producción, 229 para la construcción de los distintos escenarios, 960 extras, 84 personas dedicadas al vestuario; se han usado unos 288 000 cristales de Swarovski, 1080 medias, pantys y ligueros , 1.400 metros de encaje, 200 esmóquines, 260 pajaritas y 55 trajes de tres piezas."
                            Datos facilitados por Warner Bros.

.            .            .
Si digo que la película me ha encantado tal vez se quede corto; os ánimo a todos a que la veáis y juzguéis por vosotros mismos, es verdad que ha sido un pelín lenta y larga, pero merece la pena disfrutar del guión, del decorado, de los vestidos, de la música, del espectáculo y sí, también de él...

'Nadie podrá resistirse a esos ojos, a esa sonrisa'.





                                                 
       Aquí os dejo mi canción favorita de la película por mi ídola Lana del Rey.





Bisou, bisou <3!



1 comentarios:

  1. Yo llevo un par de días con 'A little party never killed nobody' en la cabeza! jaja

    ResponderEliminar

 

PROFILE

PROFILE
Luisa María Andrada

SÍGUEME